Centro-pueblo-Comunidad-San-Pablo

Titular noticias

DE EMOCIONES Y SENTIMIENTOS: LA INTELIGENCIA EMOCIONAL CRISTIANA

Miércoles 15 Mayo 2019




 

Hemos celebrado hace poco la fiesta cristiana de la Pascua, que abarca tres días de vivencias profundamente conmovedoras, y en los que hemos acompañado a los discípulos de Jesús a través de todo tipo de experiencias y de emociones, algunas desgarradoras, y otras de gran consolación. Tuvieron que transitar por el miedo, la decepción, la frustración y la impotencia para, después de cruzar un desierto de soledad, alcanzar el júbilo y la alegría del reencuentro.
 
Como ocurre en la vida de cualquiera de nosotros, esta tormenta emocional impidió que los discípulos pudieran encontrar en su momento las respuestas adecuadas para enfrentar cada una de las situaciones cambiantes a las que se vieron sometidos. Paralizados, acabaron encerrados en una casa, y finalmente regresaron a sus oficios en Galilea sin un proyecto de futuro. Lo vivido en Jerusalén los dejó agotados y confundidos, a pesar de la feliz noticia de la resurrección de Jesús.
 
Como menciona Marc Brackett (profesor de la Universidad de Yale), una emoción “es una respuesta corta, mayormente automática, a un estímulo que causa cambios en nuestro pensamiento, fisiología, y comportamiento”. Por lo tanto, reconocemos que el control consciente que podamos llegar a ejercer sobre nuestras emociones es mínimo, pues éstas ocurren con independencia de nuestra voluntad, y también sabemos que, por su propia naturaleza, se agotan en un plazo más o menos breve de tiempo.
 
Muy diferentes son los sentimientos, que, a diferencia de las emociones (involuntarias y temporales), son estables y fruto de nuestra voluntad. “Tened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo Jesús (Filipenses 2, 5)”, pide San Pablo en una de sus cartas, y se refiere al modo de pensar o la actitud consciente que asumió Jesús ante los hechos de la vida. Podemos cultivar nuestros sentimientos cuando unimos nuestro pensamiento a las emociones que hemos experimentado. De esta forma, a medida que los discípulos se liberaron del efecto de las emociones que experimentaron en el encuentro con Jesús resucitado y reflexionaron sobre ellas, pudieron adquirir un sentimiento de verdadera felicidad y confianza, serena y consciente.
 
¿Cuáles son, pues, los sentimientos de Cristo Jesús? Mas allá de las emociones que el mismo Jesús experimentó a lo largo de su vida, y que fueron las mismas que las nuestras (alegría, enfado, etc.), la compasión es el sentimiento propio de Jesús más mencionado en los evangelios, y que él cultivó en su oración, un sentimiento que nacía a partir del encuentro con los sufrientes y los necesitados, y de sentir indignación y tristeza ante su situación de abandono. No se trata de un puro estado emocional: Jesús vivió la compasión como un sentimiento consciente que definió su vida y sus acciones hasta el final, compadeciéndose incluso de los crucificados a su lado en el Gólgota.
 
Mucho se habla hoy de la inteligencia emocional, que es el proceso que llevamos a cabo cuando aprendemos a reconocer e identificar los estados emocionales propios o ajenos por los que transitamos cada día, y al entenderlos y nombrarlos los convertimos en aquellos sentimientos que libremente queramos que crezcan dentro de nosotros. Podemos afirmar que, después del encuentro con Jesús resucitado, los discípulos de Jesús supieron desarrollar una verdadera inteligencia emocional cristiana, convirtiendo las emociones de la Pascua en vidas marcadas por los sentimientos de Cristo, capaces de ofrecer su esperanza a un mundo cambiante y desafiante.
 
Jamás nos libraremos de la posibilidad de vernos sacudidos por el miedo, la tristeza, o la alegría. Sin embargo, al cultivar en nosotros los sentimientos de Cristo, en especial la compasión, podremos serenar nuestros corazones y construir el reinado de Dios con auténtica inteligencia emocional cristiana.


 

Mas sobre el tema: pablo cirujeda , pascua
Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Control Antispam


Últimas noticias

Archivos del blog









Contacto

1505 Howard Street
Racine, WI 53404, EE.UU.
racine@comsp.org
Tel.: +1-262-634-2666

Ciudad de México, MÉXICO
mexico@comsp.org
Tel.: +52-555-335-0602

Azua, REPÚBLICA DOMINICANA
azua@comsp.org
Tel. 1: +1-809-521-2902
Tel. 2: +1-809-521-1019

Cochabamba, BOLIVIA
cochabamba@comsp.org
Tel.: +591-4-4352253

Bogotá, COLOMBIA
bogota@comsp.org
Tel.: +57-1-6349172

Meki, ETIOPÍA
meki@comsp.org
Tel.: +251-932508188