Centro-pueblo-Comunidad-San-Pablo

Titular noticias
Número de resultados 12 para meki

18/06/2019 - LOS FRUTOS SON IMPREDECIBLES



Hoy es de todos bien sabido que la infancia es una época decisiva en el desarrollo de nuestra personalidad, un tiempo en el que se configuran en gran medida las capacidades que desarrollaremos cuando seamos adultos. Los expertos afirman que en el crecimiento y educación de los niños intervienen de forma definitiva dos ámbitos: la familia y la escuela.
 
Me gustaría destacar la importancia de la escuela y, sobre todo, examinar cómo podemos aprovechar el ámbito escolar para conseguir una mejora real en las condiciones de vida de los niños.
 
En Meki (Etiopía) estamos llevando a cabo un programa de educación sobre prevención de enfermedades en tres escuelas rurales de la zona. Damos clases semanales a cada curso, desde el primer nivel hasta el octavo. Los profesores nos han hecho un hueco en sus apretados programas porque consideran muy importante que los niños y las niñas aprendan hábitos saludables como son lavarse las manos con jabón, cuidado de la higiene personal, y también lecciones sobre salud medioambiental: uso de papeleras, reciclaje…
 
Algunas de las cosas que enseñamos tienen una aplicación inmediata: desatascar aguas encharcadas para evitar que los mosquitos transmisores de la malaria pongan sus huevos en ellas, lavarse las manos con jabón, purificar de forma sencilla el agua para beber y almacenarla en recipientes limpios y tapados, para que no se contamine de polvo o bacterias que luego causarán diarrea… Son acciones que, en su sencillez, pueden tener efectos muy importantes.
 
Otras veces parece que les enseñamos demasiado, como cuando hablamos de la limpieza del medio ambiente y el uso de papeleras, realidades que quedan muy lejos del contexto cotidiano de estos niños. En Meki no existen sistemas de alcantarillado, ni lugares de desguace, menos de reciclaje. Allí lo inservible solo tiene dos destinos posibles: o se quema, o se tira en el suelo.
 
Sin embargo, insistimos en todos estos contenidos con la convicción de que el conocimiento no ocupa lugar, y que, aunque ahora nuestros estudiantes no dispongan de muchos medios, quizás sí los tendrán en el futuro, y entonces se acordarán de lo que hoy están aprendiendo en la escuela. ¡Qué gran logro sería que, poco a poco, los niños y jóvenes de Meki fueran adquiriendo una fuerte conciencia medioambiental! Los frutos de una buena educación práctica son verdaderamente impredecibles.


 

21/08/2018 - DECLARACIÓN DE PAZ Y AMISTAD ENTRE ETIOPÍA Y ERITREA

Desde Meki (Etiopía), queremos compartir con todos los lectores de Ágora XXI la alegría del acontecimiento político más importante de los últimos años en este país, que muchos ya habrán visto en la prensa. Hablamos de la declaración de paz entre Etiopía y Eritrea.
  
Después de dos décadas de hostilidades y relaciones diplomáticas rotas entre los dos países, ahora se ha firmado el «fin del estado de guerra» y una declaración «de paz y amistad». Etiopía y Eritrea estaban enfrentadas desde que, después de que Eritrea se independizara de Etiopía en 1993, tensiones fronterizas acabaran en una guerra abierta que se libró entre 1998 y el 2000. En el año 2000 se firmó un acuerdo (el acuerdo de Argel), en el que ambas partes se comprometieron a aceptar las líneas fronterizas establecidas por la Comisión de Fronteras de Etiopía y Eritrea. Sin embargo, Etiopía cambió pronto su posición cuando la comisión decidió conceder a Eritrea la ciudad de Badme, epicentro de la guerra.
 
Las relaciones entre ambos países africanos no avanzaron hasta que el pasado abril fue nombrado primer ministro etíope Abiy Ahmed. Aplaudimos una noticia tan relevante para el bienestar y desarrollo económico de los dos países y de todas sus gentes, incluidos todos los habitantes de nuestra región, y esperamos que el nuevo liderazgo del país traiga muchas buenas noticias para su pueblo.


 

20/09/2017 - NUEVA COOPERATIVA DE COSTURA EN ETIOPÍA

La Comunidad de San Pablo, a través de sus cursos laborales, ha propiciado la creación de una cooperativa de costura en Meki, Etiopía.
 
El pasado mes de febrero 45 estudiantes se graduaron de cocina, pintura y costura en nuestro centro “Kidist Mariam”. Entonces diez de las jóvenes graduadas de costura propusieron crear, en el mismo centro, una cooperativa para confeccionar uniformes escolares. Los uniformes son de uso obligatorio en todas las escuelas del país, y solo en Meki hay 15 escuelas. Se pusieron manos a la obra, y el primer pedido ha sido de 597 uniformes, para la escuela comunitaria del barrio de Oda. En julio las jóvenes de la cooperativa tomaron las medidas a los estudiantes, y a día de hoy están terminando los uniformes, pues el curso empezará el 28 de septiembre y al ser un pedido tan grande, van justas de tiempo.
 
Ha corrido la voz de que este servicio está en marcha y ya han llegado más pedidos para escuelas de la zona rural. Nos alegramos por la nueva cooperativa de costura, y vemos que trabajo, ¡no les va a faltar!


 

13/06/2017 - DEDICACIÓN DE LA CATEDRAL DE MEKI EN ETIOPÍA

El pasado 24 de mayo tuvo lugar en Etiopía la dedicación solemne de la nueva catedral del Vicariato Apostólico de Meki

 
 
La Comunidad de San Pablo trabaja desde 2013 en el Vicariato Apostólico de Meki, que tiene una extensión de 45.000 km2 y una población de cuatro millones de habitantes, de los cuales los católicos representan menos del 1%. A pesar de ello, la labor pastoral y de promoción humana del vicariato es ingente, con múltiples iniciativas sociales que llegan a toda la población.
 
El pasado 24 de mayo tuvimos la dicha de participar en la misa de dedicación de la nueva catedral en Meki. La construcción de la catedral era un proyecto soñado durante años por muchos, y por eso su dedicación fue una celebración especialmente gozosa en la que participaron cerca de 4.000 personas. ¡No fue breve! Dada su solemnidad, la Eucaristía de consagración de la nueva iglesia catedral duró seis horas: el recinto estaba lleno a rebosar, y una gran pantalla proyectaba la solemnidad para los que quedaron afuera. Además del obispo de Meki, Monseñor Abraham Desta, estuvieron presentes el arzobispo de Addis Abeba, Cardenal Berhaneyesus Souraphiel, el Nuncio Apostólico, Mons. Luigi Bianco y el obispo emérito de Trento, Italia. También hubo representación de organizaciones que contribuyeron económicamente a la construcción, como Caritas Austria y la Diócesis de Trento. Aunque sin representación, también se mencionó la colaboración de la Conferencia Episcopal Española.
 
Tras la Eucaristía solemne tuvo lugar el convite, organizado por la Comunidad de San Pablo a través de nuestro centro de capacitación laboral y sus estudiantes, en especial las estudiantes de cocina.
 
Fue una celebración preciosa. Esperamos que la presencia de esta hermosa y digna catedral sea semilla de propagación de la palabra de Dios en estas tierras de antigua tradición cristiana.

 


 

28/03/2017 - PASEO FIN DE CURSO CON 87 ESTUDIANTES

El centro de capacitación laboral de Meki (Etiopía) celebra el fin de semestre con una excursión

 
 
¡Qué mejor forma de celebrar el final del semestre con nuestras estudiantes de cocina, costura y peluquería, que yendo de paseo de fin de curso!
 
La ciudad de Meki está situada en la zona del Rift Valley. Los lagos Koka, Zway, Abiyata, Shala y Langano son compañeros de ruta a lo largo de los 215 kilómetros de carretera que va desde Addis Abeba hacia el sur de Etiopía.
 
Así que nos fuimos precisamente a visitar flamencos, marabúes y garzas del lago Abiyata, y a las aguas termales cercanas al lago Shala. A pesar de estar a sólo 85 kilómetros de Meki, nuestras estudiantes ni sabían de la existencia de una reserva natural de animales y aguas termales en esa zona, ni mucho menos la habían visitado.
 
Nos embarcamos en dos autobuses, con la comida preparada el día de antes en nuestro centro, nuestras estudiantes vestidas con tanta elegancia que parecía que fuéramos a cualquier sitio menos de paseo por montes y lagos, y un sinfín de teléfonos preparados para fotografiar cada momento del paseo.
 
A la hora de andar por caminos o piedras, ellas sin problemas se sacaban los zapatos elegantes que se habían puesto e iban descalzas. No pudo faltar el autobús que se quedó enterrado en medio de uno de los senderos de arena, y nos hizo esperar un buen rato hasta que el conductor con ayuda de la gente local pudo reemprender el camino. Eso sí, durante la espera, el otro autobús se convirtió en pista de baile para las que preferían bailar a esperar bajo un árbol. Y después de pasear, ver camellos, jabalís, avestruces, infinidad de flamencos y marabús, comimos juntas y lavamos los platos con tierra y agua caliente de un riachuelo cercano que se había formado con las aguas termales.
 
La sorpresa mayor del paseo fue ver los géiseres naturales que se forman al lado mismo del lago. En los días festivos la zona se llena de gente que sale de excursión y meten en los géiseres bolsas con patatas y huevos y se los comen cuando los tienen hervidos. ¡Creo que en nuestro próximo paseo haremos lo mismo!
 
Disfrutamos del día y tuvimos un ambiente muy agradable. Nos reímos y nuestras estudiantes pudieron conocer las maravillas naturales que tienen, tan cerca de Meki, su ciudad. El paseo fue muy positivo, pero, eso sí, ¡al día siguiente muchas faltaron a clase porque decían que estaban agotadas de lo mucho que caminamos y lo mucho que bailaron el día anterior!”.


 

07/03/2017 - GRADUACIÓN DEL PRIMER CURSO DE COCINA, COSTURA Y PINTURA EN MEKI, ETIOPÍA

Celebración de la primera promoción de mujeres capacitadas
 


La Comunidad de San Pablo inició hace un año cursos de capacitación laboral para mujeres y jóvenes en el Vicariato de Meki, en Etiopía. Ahora, desde allí, María José Morales (encargada de este proyecto), nos dice lo siguiente:

«El sábado 18 de febrero fue un gran día para nuestro centro de capacitación: un auténtico acontecimiento. No hay cámaras, ni videos, ni gestos, ni palabras que puedan llegar a expresar lo que representó la graduación de nuestros primeros cuarenta estudiantes.

La semana anterior se crearon los comités encargados de preparar la celebración: una profesora y tres alumnas de cada curso. El resto ayudamos en todo lo que pudimos para decorar el centro, preparar cantos, conseguir los uniformes de graduación (que no podían faltar), montar una gran tienda de campaña en la que acoger a los invitados y preparar galletas, café y comida para las 200 personas que participamos en la celebración.

Y llegó el día, y empezó bien pronto. Las primeras en llegar fueron las responsables de los comités organizativos para asegurarse que no faltara nada. Y después las estudiantes vestidas con sus uniformes de gala y acompañadas de sus familiares.

Para ellas, poder graduarse tras haber estudiado un año entero en nuestro centro, tener una profesión, invitar a sus familiares, fotografiarse antes y después de recibir su certificado de manos del obispo del Vicariato de Meki y de la directora del centro representa muchísimo más de lo que nos podemos llegar a imaginar.  Son jóvenes que no habían acabado estudios y con escasas oportunidades laborales, que ahora se graduaban como cocineras, modistas y pintoras; algunas ya están trabajando gracias a tener la formación recibida. Todas estaban radiantes de alegría y entusiasmo, ellas también se iban a graduar y podían demostrar a los suyos, y a ellas mismas, lo mucho de lo que han sido capaces.

Así nos lo expresaron en los discursos espontáneos de agradecimiento que nos dirigieron tras la entrega de su certificado de graduación. Emabet agradeció la oportunidad que les brindamos en nuestro centro para formarse profesionalmente a muchas que, como ella misma, habían regresado de los países árabes. Volvieron y se encontraron con el rechazo de sus familias, sin posibilidades de trabajo y con mucho desánimo por no haber logrado el futuro mejor que habían esperado hallar en su intento de emigrar. Emabet es ahora profesora de cocina en nuestro centro, y otras estudiantes de cocina están ya trabajando en hoteles de la zona. Las estudiantes de costura hicieron su primera entrega de uniformes en una guardería cercana y se han constituido en cooperativa para poder hacer los uniformes escolares que son de uso obligado en todo el país. De momento tenemos ya un pedido de 500 uniformes escolares y 30 uniformes para profesores.

Difícil también expresar la alegría de las familias que acompañaron a sus hijas en este día tan especial, y la alegría de todos los que hemos trabajado duro y con mucho entusiasmo a lo largo de este año para que este momento fuera posible. Todos nos hemos graduado un poco con nuestras estudiantes y les deseamos lo mejor en esta nueva etapa que ahora inician como profesionales.» 

 



 


06/12/2016 - BUENAS NOTICIAS DESDE EL CENTRO KIDIST MARIAM DE ETIOPÍA

Jóvenes retornadas a Etiopía desde los países árabes se capacitan en el centro de la Comunidad de San Pablo en Meki

 
 
En agosto de 2016 empezamos nuevos cursos de cocina, costura y peluquería en el centro de capacitación “Kidist Mariam” que la Comunidad de San Pablo tiene de Meki, Etiopía. Inauguramos también cursos de segundo nivel de costura y cocina, con lo que el número de estudiantes del centro aumentó a 93. A lo largo del año 2016 habremos capacitado a 160 mujeres, y celebramos que así pueda ser.

La mayoría de nuestras estudiantes son jóvenes que no pudieron acabar estudios y que ahora, debido a su falta de capacitación, no tienen trabajos adecuados. De entre ellas tenemos a un grupo de dieciocho mujeres que siendo muy jóvenes emigraron a Arabia Saudí o al Líbano en busca de oportunidades laborales, para poder ayudar a sus familias con lo que ganaran. En Etiopía, son muchas las que intentan esta vía para salir de la pobreza. Sin embargo, en la mayoría de los casos allí se encuentran con una realidad muy distinta a la que esperaban, sufriendo todo tipo de maltratos y vejaciones.

Ante esta explotación de mujeres inmigrantes, Caritas Internacional abrió varias casas de acogida para jóvenes inmigrantes en los países árabes. Las jóvenes que, escapando de esta situación, llegan a dichas casas de acogida, reciben ayuda material y psicológica y se les proporcionan asimismo documentos para que puedan retornar a sus países. Las que regresan a Etiopía son recibidas también en una casa de acogida en Addis Abeba. Desde allí se contacta con sus familias, para intentar que las jóvenes puedan integrarse en ellas de nuevo. La tarea de reinserción es complicada, pues muchas veces son rechazadas por sus propias familias, ya que la mayoría enviaron a sus hijas jóvenes, fuertes y llenas de vitalidad, y a su regreso las recuperan muchas veces con bebés, y psicológicamente muy afectadas por los abusos vividos durante su periplo.

Las estudiantes retornadas que tenemos en nuestro centro participan de los cursos de capacitación de costura y cocina, mientras desde el Vicariato de Meki se sigue trabajando con ellas para lograr su reinserción familiar. En los cursos se integran con otras jóvenes de su misma edad, muchas de las cuales vivieron experiencias similares. Es asombroso ver el interés que tienen por aprender, por tener una buena capacitación, y su alegría por ser tratadas con respeto y ser valoradas por los muchos talentos que tienen. Al verlas se nos hace difícil imaginar las muchas dificultades por las que han pasado en los últimos años.

El pasado domingo, el dueño de un nuevo hotel cercano a Meki nos invitó a comer en su restaurante. Nos quería mostrar su agradecimiento por las nuevas cocineras que tiene: Kasech y Zenafakech, dos de nuestras estudiantes del segundo nivel de cocina, ambas retornadas del Líbano. La comida, el servicio y las atenciones que recibimos fueron de primera. Todos estuvimos muy contentos: nuestras estudiantes, su nuevo jefe, su profesor de cocina y nosotras.

Esperemos que, al igual que Kasech y Zenafaketch, muchas otras jóvenes de nuestro centro puedan encontrar buenos trabajos. Y que ellas puedan servir de ejemplo para que aquellas que siguen pensando en emigrar a los países árabes sepan que también en Etiopía pueden tener un buen futuro. Desde el centro “Kidist Mariam” seguiremos trabajando para que ello sea posible.

 


 

28/06/2016 - ALGO ESTÁ CAMBIANDO: SALUD Y EDUCACIÓN EN ETIOPÍA
Gemma Regales

Fikirte, una adolescente de 13 años, ve que los días sin poder ir a la escuela por estar enferma se han reducido, y nos cuenta aliviada: “Ya no tengo miedo de que mi familia me obligue a dejar la escuela porque tengo que repetir el mismo curso. Este año no estoy faltando, y por lo tanto mis notas son buenas”. En Etiopía gracias a los esfuerzos hechos en los últimos años, el 86% de los niños ya reciben educación primaria. Sin embargo cuando los niños caen enfermos dejan de asistir a la escuela, pues no encuentran atención médica, y como consecuencia, muchos ya no regresan. Ese es sin duda uno de los varios factores que explican el alto índice de abandono escolar de los estudiantes que empiezan la educación primaria, que se sitúa en un alarmante 63%.

 

Ahora Fikirte y sus amigas van contentas, ilusionadas y tranquilas caminando hacia la escuela, a unos 15 minutos de sus casas. Saben que desde hace un tiempo su escuela tiene una enfermería con un médico y una enfermera que las revisa y trata cuando lo necesitan. También disfrutan de las nuevas clases sobre salud, donde están aprendiendo nuevos hábitos para enfermar menos.

Y es que el pueblo de Fikirte, Graba Fila, con 3.500  habitantes y situado a 10 Km de Meki, no cuenta con ningún centro de salud. Cuando sus habitantes enferman tienen que trasladarse a 8 kilómetros para acceder a un centro público de salud, que además siempre tiene escasez de medios y es atendido por enfermeras y técnicos sanitarios, pero sin ningún médico. Por eso los pacientes acuden a dicho centro solo cuando las dolencias son muy graves, fuertes o insoportables.

Pero algo está cambiando: la escuela de Fikirte (Escuela Católica St. Gabriel) en Graba Fila, cuenta desde hace dos años con un servicio médico para los alumnos, establecido por la Comunidad de San Pablo. Los 283 niños y adolescentes (de 4 a 18 años) de la escuela son atendidos médicamente de cualquier problema de salud que sufren. Además, todos pasan una revisión médica al año para detectar y tratar posibles enfermedades, como la malnutrición, parásitos intestinales, trastornos visuales, etc. Pero no sólo eso, también tienen una asignatura más en la escuela, Educación en Salud, donde aprenden conceptos básicos sobre higiene y salud, y cómo adoptar o fortalecer estilos de vida saludables para estar sanos.

Es bien sabido que los niños que completan más años de escolaridad tienden a disfrutar de una mejor salud y a tener acceso a más oportunidades en la vida. Por eso una escuela con actividades de salud trae beneficios para la educación, pues contribuye a que se cumplan sus objetivos educativos y de desarrollo.

 
 

26/04/2016 - ¡MÁS SALUD PARA LA ESCUELA!
En las aldeas rurales de Grissa y Meja Lalu, al sureste de Etiopía, en el distrito Dugda, los 451 niños de la Escuela Católica María y de la Escuela del Espíritu Santo cuentan a partir de ahora con un servicio de atención primaria y educación en salud.

En las dos escuelas se ha habilitado un aula para realizar revisiones médicas, control del estado nutricional y desparasitación bianual a todos los niños, así como tratamiento médico cuando están enfermos. Además, se han iniciado clases de Educación en la Salud, una nueva asignatura escolar pensada para que los niños aprendan hábitos más saludables y así eviten enfermedades.

 

En las aldeas rurales del distrito Dugda no existen servicios de salud; normalmente los enfermos deben desplazarse en carros (tirados por burros o caballos) hasta Meki, que es la capital del distrito, ubicada a más de 20 kilómetros.

Educar a los niños sobre conceptos básicos de higiene, salud y saneamiento puede reducir de forma significativa las enfermedades de transmisión hídrica así como la desnutrición. 

 



 
 

02/03/2016 - INAUGURACIÓN DE UN CENTRO DE CAPACITACIÓN EN MEKI, ETIOPÍA
Debido a la necesidad manifiesta de capacitación para mujeres jóvenes en la zona de Etiopía donde nuestra Comunidad está presente, recientemente hemos puesto en marcha, como parte de nuestros esfuerzos para colaborar con el Vicariato Apostólico de Meki, el centro “Kidist Mariam Maakel” (Centro Santa María). Con este centro queremos ayudar a que mujeres que no han podido acabar estudios aprendan una profesión que les permita obtener un trabajo digno y ser autosuficientes. De momento se imparten cursos de cocina, costura y pintura, de una duración de seis meses.
 
En la inauguración, el pasado 1 de febrero, Mons. Abraham Desta (obispo de Meki) bendijo el edificio donde se desarrollarán los cursos y a todos los presentes, y como es tradicional en Etiopía preparamos café y compartimos un gran pan entre todos los asistentes. El primer grupo que se está formando es de 56 estudiantes. ¡Ya os iremos contando cómo evoluciona este nuevo proyecto!
 
 
 

 


13/01/2016 - NUEVA CRISIS ALIMENTARIA EN ETIOPÍA

Más de ocho millones de personas en Etiopía necesitan ayuda alimentaria según datos de un informe conjunto realizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el gobierno etíope. Dos épocas consecutivas de escasas lluvias han provocado la fuerte sequía que está afectando varias zonas del país.

Más del 80% de la población etíope se dedica a la agricultura, que sigue siendo el primer ingreso financiero del país, y por ello se complica todo cuando hay sequías y efectos del cambio climático. La agencia meteorológica ha advertido sobre posibles fuertes precipitaciones en las próximas semanas, lo cual puede destruir las cosechas ya existentes y empeorar aún más la situación.

 
 

Hace 30 años, en los años 80, Etiopía sufrió una gran hambruna que conmocionó al mundo. Desde entonces la economía del país ha ido mejorando hasta el punto de posicionarse entre las economías emergentes de África. Pero a pesar de que el gobierno actual, en el poder desde 1991, ha contribuido a la construcción de escuelas, caminos y hospitales, gran parte de la población sigue viviendo en situación de extrema pobreza.  Se están atendiendo cada vez más casos de desnutrición infantil y aunque el gobierno ha empezado a repartir sacos de grano y trigo entre las comunidades afectadas, se espera, una vez más, ayuda del exterior para poder superar esta nueva crisis alimentaria. Por parte de la Comunidad de San Pablo seguiremos contribuyendo desde nuestros proyectos a fortalecer la salud y a capacitar a la población rural de la zona de Meki.

 

 


21/09/2015 - DESDE ETIOPÍA: ¡FELIZ AÑO 2008!

María José Morales, desde la Comunidad de San Pablo en Meki, nos cuenta:

“Acabamos de celebrar en Etiopía la fiesta del «Enkutatash» o Año Nuevo, siete años por detrás del calendario del mundo occidental. Coincide normalmente con el 11 de septiembre del calendario juliano, pero este año por ser bisiesto se aplazó un día la celebración y tuvo lugar el día 12.

La fiesta está tradicionalmente vinculada al final de la temporada de lluvias, que lamentablemente este año han sido muy escasas, por lo que se prevé que en los próximos meses las cosechas van a ser insuficientes. A pesar de ello la celebración de fin de año tuvo lugar por la noche con tambores y cantos alrededor de un gran fuego, y con alegría y peticiones de lluvia en el inicio del nuevo año. Desde Meki os deseamos a todos un ¡Muy feliz año 2008!”
 
 
 

 


Archivos del blog









Contacto

1505 Howard Street
Racine, WI 53404, EE.UU.
racine@comsp.org
Tel.: +1-262-634-2666

Ciudad de México, MÉXICO
mexico@comsp.org
Tel.: +52-555-335-0602

Azua, REPÚBLICA DOMINICANA
azua@comsp.org
Tel. 1: +1-809-521-2902
Tel. 2: +1-809-521-1019

Cochabamba, BOLIVIA
cochabamba@comsp.org
Tel.: +591-4-4352253

Bogotá, COLOMBIA
bogota@comsp.org
Tel.: +57-1-6349172

Meki, ETIOPÍA
meki@comsp.org
Tel.: +251-932508188